Toxina Botulínica

ESTA PÁGINA TIENE SOLO CARACTER DIVULGATIVO y NO COMERCIAL NI PUBLICITARIO

La toxina botulínica, es un tratamientos muy popular  para el rejuvenecimiento facial del tercio superior de la cara  y la hiperhidrosis, exceso de sudoración,  axilar.  Ha supuesto una gran revolución en los tratamientos estéticos en los últimos años, junto con los rellenos, peeling químicos y láseres. Es un medicamento que inyectado en la piel con aguja fina, origina el debilitamiento temporal de los músculos tratados con lo que se atenúan temporalmente las arrugas dinámicas (producidas por la contracción muscular) y se mejoran las arrugas estáticas. Es un tratamiento muy útil para atenuar las arrugas de la frente y del entrecejo –que nos hacen parecer enfadados-, así como las “patas de gallo” ; sus efectos se notan a los 2-5 días, durando de 4 a 6 meses. Este tratamiento ni da volumen ni distorsiona la cara, al contrario, proporciona un aspecto descansado, natural y relajado de nuestro rostro.  Es una técnica muy segura y está comprobado que el 70% de los pacientes que comienzan a utilizarlo, repiten periódicamente el tratamiento al ver mejorar con el tiempo sus arrugas de expresión.  Actualmente existen  en España varias toxinas botulínicas aprobadas para su uso en arrugas y  en hiperhidrosis axilar como son BotoxR ,  BocoutureR, AzzalureR y VistabelR. Todas son muy similares y seguras, con pocos efectos secundarios, como posibilidad de pequeños hematomas secundarios a la inyección,  cefaleas transitorias o asimetrías faciales, que son corregibles posteriormente. En hiperhidrosis axilar es un tratamiento muy  efectivo, al originar a los pocos días de la inyección, la desaparición de la sudoración durante 6 a 8 meses.

Pide Cita

He leido y acepto la política de privacidad