Lunares y Melanoma

Los lunares (nevos o nevus) son proliferaciones benignas de melanocitos, las células encargadas de elaborar el pigmento de nuestra piel, la melanina.

La importancia de los lunares es que algunos de ellos puede malignizarse y transformarse en melanoma, un tumor maligno muy agresivo que puede extenderse, -dar metástasis- a ganglios, pulmón, hígado, cerebro, etc.

Es por tanto importante recordar que un simple lunar o mancha en nuestra piel ¡puede ser mortal¡
Todos tenemos lunares pero las personas que tienen más de 50 lunares, tienen lunares grandes o irregulares (atípicos) ó tienen antecedentes de melanoma en la familia, tienen más riesgo que uno de sus lunares se transforme en melanoma.

Los signos clínicos que nos ayudan a diferenciar un lunar normal de un melanoma son los criterios ABCDEF:

  • Asimetría
  • Bordes irregulares
  • Colores variados
  • Diámetro mayor de 6 mm
  • E de cambios evolutivos
  • F de feo o distinto de los demás.

La dermatoscopia digital es una técnica que se basa en la recogida de imágenes tanto clínicas como dermatoscópicas (imágenes especiales de la estructura del lunar o mancha) permitiendo su análisis, mediante software específico, así como el seguimiento evolutivo de los lunares.

En Bonaderma disponemos de la tecnología más moderna para el seguimiento de lunares: el FOTOFINDER ATBM basado en la Dermatoscopia Digital.

Si lo que queremos es QUITAR UN LUNAR , independientemente de que lo primero es valorarlo y realizar el estudio dermatoscópico para conocer su importancia, podemos recurrir al LASER DE CO2 para su eliminación,-principalmente cuando están localizados en la cara y son abultados: “Nevus verrugosos”-.

En una sesión con este Láser y  una mínima anestesia local se eliminan estos nevus con magníficos resultados estéticos.

LASER DE CO2